Ruta de la Costa de Navia. Tramo Puerto de Vega – Playa de Frexulfe

March 20th 2013

La ruta de la Costa de Navia  une la Playa de Barayo con la Playa de Navia.  Un recorrido de unos 26 kilómetros siguiendo fielmente la costa.  Como no siempre se dispone de tiempo suficiente para hacer el recorrido completo, o no apetece hacer un recorrido tan largo, tenemos la posibilidad de dividir esta  ruta en distintos tramos. En este artículo nos vamos a referir al tramo de Puerto de Vega a la Playa de Frexulfe.

La distancia entre Puerto de Vega y la Playa de Frexulfe , por la senda de la costa, es de aproximadamente 3 km.  Podemos hacerla en un solo sentido o hacerla de ida y vuelta. Si la hacemos de un  solo sentido debemos dejar un coche en Puerto de Vega y llevar el otro al aparcamiento de la Playa de Frexulfe. En el caso que decidamos  hacerla de ida y vuelta el recorrido completo nos llevaría unas 2 horas, unos 6 km aproximadamente.

Iniciamos el recorrido en la Capilla de la Atalaya, antiguo punto de reunión del Gremio de la Marinería y el Comercio.  Esta  atalaya era un lugar para la observación del paso de ballenas y punto de control de otras atalayas. Hoy sigue siendo un magnifico lugar para regalar la vista con las caprichosas formas de la recortada costa cantábrica y para deleitarnos con un romántico atardecer.

Durante el camino, muy fácil y llevadero, salen a nuestro encuentro La Losera, antiguo yacimiento de pizarra y El Castiel, antiguo poblado fortificado.

Caminar por lo alto de los acantilados  , con la vista puesta en el horizonte y respirando la mar es el sentimiento que nos posee durante todo el recorrido. El verde de los prados hace una armoniosa combinación con el intenso azul del mar y el blanco de las olas rompiendo.

Cuando llegamos al mirador de la playa de Frexulfe la vista se extiende sobre el amplio arenal grisáceo donde el sol se refleja,  dejándonos deslumbrados.

OPINIONES DE NUESTROS CLIENTES

  • Lo mejor que se puede decir de un alojamiento es que produce verdadera pena el abandonarlo. Y eso es lo que nos ha pasado a nosotros. Aparte de todas sus ventajas (un entorno agradabilísimo, unas instalaciones estupendas y un extraordinario trato al cliente) se hace imprescindible resaltar la figura de Alberto, que, junto a su familia, y con su trato, hace que te sientas como si estuvieras en tu casa y nunca como un cliente, sino como amigo de toda la vida. Alberto, gracias por todo. Y ya sabes: volveremos.

    ANGEL RODRIGUEZ, 2013

  • Estamos muy contentos de los días que hemos estado con Alberto y su familia en suquin . Los desayunos y sus cenas sanas y caseras. Para conocer la zona occidental de asturias Vale la pena

    AMPARO GIL , 2014

  • La estancia aquí nos ha encantado. El trato de Alberto es excepcional, da gusto encontrarse con gente tan amable y atenta. Recomendamos el desayuno , las vistas , la sensación de estar en casa y sobre todo sus habitaciones con la mitología asturiana (Trasgu se porto bien jeje). Por cierto no olvidéis probar su mermelada de arándanos. Para repetir sin duda. Volveremos. Dany y Maite.

    DANIEL DIAZ , 2014