Una excursión por el Valle del Navia

February 22nd 2013

Una excursión por el Valle del Navia es un viaje por la naturaleza de Asturias hacia pueblos donde el tiempo parece haberse detenido . El rio Navia es la columna que vertebra este territorio y  la carretera que va de Navia a Grandas de Salime (AS-12)  el eje que lo comunica.

Una hora de coche es el tiempo que tardamos en hacer esta excusión de 60 km que separan el Hotel Rural Suquín, en Somorto,  de Pesoz.  El recorrido completo del Valle llegaría hasta Grandas de Salime, a unos 10 km de Pesoz, aproximadamente. En esta ocasión, nuestro destino  es Pesoz donde vamos a caminar un poco para  hacer la ruta de senderismo del Rio Agüeira. 

Tras haber cruzado el Puente de Navia ponemos rumbo sur por la sinuosa carretera AS-12. Enseguida sale a nuestro encuentro  el yacimiento arqueológico de El Castro de Coaña, antiguo poblado prerromano del Siglo IV antes de Cristo. Es el valle del Navia un territorio especialmente rico en yacimientos de este tipo, claros exponentes de lo que se conoce como la Cultura Castreña del Noroeste de España.  El de Coaña junto con el del Chao Sanmartin, en Grandas de Salime, son los  que mejor están acondicionados para  ser visitados.

Poco a poco vamos ganando altura y se nos presentan buenas vistas sobre el rio.  Un poco antes de llegar a Vivedro tenemos un aparcadero al lado de la carretera para disfrutar de una de estas bellas panorámicas, es sobre el embalse de Arbón, uno de los tres saltos de agua que frenan las recias aguas del Navia.

En el pueblo de Los Mazos, un poco antes de llegar a Boal,  al pie mismo de la carretera, el Aula Apícola nos descubre el fascinante mundo de las abejas y la miel. Una pequeña pero muy completa muestra del origen y la evolución de los procesos de la apicultura, así como de los útiles y herramientas del oficio. Un lugar muy recomendable para ir con niños.

Además de diferentes tipos de miel, Boal ofrece al visitante la posibilidad de disfrutar de otros suculentos manjares en sus restaurantes y casas de comidas. Callos, pote de rabizas, carnes a la brasa, jabalí,…. La existencia de casas de estilo colonial, casas de americanos,  recuerdan el proceso migratorio hacía América de números vecinos de esta localidad.  Destacan dentro de los singulares edificios Villa Anita, un pequeño chale con la fachada principal recubierta de cerámica de Talavera y las Escuelas Graduadas, justo a la entrada del pueblo, edificio señero de arquitectura escolar.

Un vez que llegamos al alto de Llaviada el valle se abre ante nosotros para iniciar suavemente la bajada hacia  Doiras,donde nos llama la atención una villa de aire colonial. Edificio vinculado a la construcción de los embalses.  Después deDoiras, sin abandonar la carretera, hay otro buen lugar para disfrutar del silencioso paisaje que nos ofrece el agua embalsada.

Nuestra siguiente parada será en el área recreativa del  alto de Folgueirou, un lugar muy apropiado para descansar y si es verano para darse un chapuzón en la piscina del área recreativa. Un lugar con un sorprendente diseño inspirado en las construcciones castreñas.

Dejamos el pueblo de Illano y hacemos parada en San Esteban de los Buitres. Situado en la pendiente, elevado sobre el rio, el tiempo se ha parado en los muros de pizarra de las casas del pueblo.  Está tan integrado en el paisaje que resulta fácil saltárselo,. Nuestro consejo es que dejéis el coche en la margen derecha de la carretera, en un pequeño aparcadero, y volváis hacia atrás caminando para internaros en el pueblo.

Nuestra siguiente estación es Argúl. Pueblo de aspecto medieval, donde podremos disfrutar de los paseos cubiertos de los distintos pasadizos elevados que unen las viviendas del pueblo. Grises, negros y ocrés, contrastan con el verde del paisaje. Un sitio para contemplar y descubrir detalles arquitectónicos.

Nuestro fin de etapa es Pesoz. El silencio y el sosiego son los dueños del lugar.  Es un sitio donde uno está bien, muy bien. Los caprichos de la naturaleza hacen que en esta tierra prosperen las vides y el arraigo que entre las gentes de este lugar tiene la cultura del vino determinan que sea uno de los pocos lugares de Asturias donde sea posible beber vino de la tierra. He de reconocer que los blancos me gustan, los tintos los encuentro un poco ácidos para mi gusto. Una visita al museo Etnológico de Pesoz resulta imprescindible para comprender y apreciar en su justa medida lo que supone la cultura del vino para esta comarca.

Para completar el recorrido nos falta Grandas de Salime , un lugar con mucho interés y que será protagonista en exclusiva de otro de nuestros artículos.

OPINIONES DE NUESTROS CLIENTES

  • Lo mejor que se puede decir de un alojamiento es que produce verdadera pena el abandonarlo. Y eso es lo que nos ha pasado a nosotros. Aparte de todas sus ventajas (un entorno agradabilísimo, unas instalaciones estupendas y un extraordinario trato al cliente) se hace imprescindible resaltar la figura de Alberto, que, junto a su familia, y con su trato, hace que te sientas como si estuvieras en tu casa y nunca como un cliente, sino como amigo de toda la vida. Alberto, gracias por todo. Y ya sabes: volveremos.

    ANGEL RODRIGUEZ, 2013

  • Estamos muy contentos de los días que hemos estado con Alberto y su familia en suquin . Los desayunos y sus cenas sanas y caseras. Para conocer la zona occidental de asturias Vale la pena

    AMPARO GIL , 2014

  • La estancia aquí nos ha encantado. El trato de Alberto es excepcional, da gusto encontrarse con gente tan amable y atenta. Recomendamos el desayuno , las vistas , la sensación de estar en casa y sobre todo sus habitaciones con la mitología asturiana (Trasgu se porto bien jeje). Por cierto no olvidéis probar su mermelada de arándanos. Para repetir sin duda. Volveremos. Dany y Maite.

    DANIEL DIAZ , 2014